¿Es que si el alma humana no se separara del cuerpo, como es el caso del alma de los animales, no sería inmortal?

.
Eso es falso.

Es cierto que el alma de los animales no puede separarse de su cuerpo. Cuando el animal muere, ya no hay alma, ya no hay vida, ya no hay cuerpo animal. Hay cadáver.

En el caso del hombre, el alma es la primera manifestación de una vida superior. Es el engarce de un cuerpo que es humano precisamente por tener la vida humana que la persona aporta.

El cuerpo es más humano en la medida en que la persona lo va haciendo más suyo, esencializándolo.

Si el alma humana penetrase suficientemente en el cuerpo, no lo dejaría, sino que haría el tránsito con él.

No es el caso de los animales, cuya alma no es espiritual.

Juan Fernando Sellés dice que las mujeres tienen el alma más pegada al cuerpo. Si es así, deben resucitar más fácilmente.









De esto habla Polo en el último capítulo de Quién es el hombre, p. 217.2

Para saber más sobre la cultura, ver Etiqueta 7.2.0
Para saber más sobre la muerte, ver Etiqueta 10.0.0


 .

No hay comentarios:

Publicar un comentario