¿En qué culmina el entendimiento humano?

.
El entendimiento humano culmina, trascendentalmente, en un acto de fe, que se puede llamar fe intelectual.
El entender se trasluce así como obediencia activa que se corresponde con la potencia obediencial sin límites que somos.
Somos capaces de Dios.
Es, como dice Schelling, un sometimiento a la autoridad de la verdad.
La fe intelectual se abre en búsqueda inagotable (luz transparente). Potencia obediencial o entrega a Dios.
La persona culmina en co-acto de amor en Dios.
No olviden ustedes que esa fe intelectual tiene un contenido: el Misterio y su manifestación esencial.
Siempre podremos recibir más de Dios.
Esta es la apertura transparente que busca esperanzada.
Y en esa búsqueda encontramos el co-ser que somos (filiación) y el amor que co-somos.
Y en las sucesivas elevaciones, los dones del Paraíso, el mundo Nuevo, en colores: la vida eterna.
Existe, pues, una fe que no es sobrenatural, última fase del desarrollo de la intelección, y no un don "añadido" a la inteligencia.




Ideas sacadas del libro de Polo "Epistemología, creación y divinidad". Capítulo 2, 2, p. 69.4 y 70.3 Itinerario de la razón hacia la fe

 .

¿Cuál es la consumación del mal?

.
La consumación del mal es el infierno.
El infierno consiste en perder la posibilidad de perfección.
Culpablemente el hombre queda sujeto a una condición miserable.
Dios crea criaturas perfectibles.
El infierno es lo más alejado de Dios, como se ve en la respuesta de Abraham al rico Epulón (Lc 16, 19).
No poder ir "hacia" Dios es un infierno. No poder ser elevado, ni crecer.
Imposible cantar.




Ideas sacadas del libro de Polo "Epistemología, creación y divinidad". Capítulo 7, 10. Creación y elevación, p.271.2 y nota 59

Para saber más ir a las etiquetas:
6.2.10 el mal;

12.2.2 demonio.
.

¿Puede el demonio funcionar solo?

.
El demonio quisiera funcionar solo. Pero no lo puede.

De modo análogo a como en el universo físico no existen energías desnudas, aisladas, pues el mundo funciona según propia concausalidad, tampoco Satán puede actuar sin la permisión de Dios.

(Esta permisión de Dios no la entendemos si pensamos al demonio como una criatura temporal. La permisión de Dios es trascendente a nuestro mundo).

La acción del demonio, en tanto que angélica, es misteriosa para nosotros, pero ángeles tenemos para no ser engañados.


El demonio ladra, pero no muerde, salvo si nos acercamos.
.

¿Qué es la religión?

.
La religión es el acatamiento debido a Dios.
Incluso sin Revelación divina la religión sería obligada.
De ahí que debamos admitir dos tipos de fe.
Una fe que no es sobrenatural, sino filosófica o intelectual, que es la última fase del desarrollo de la intelección.
Y otra fe sobrenatural, que podemos calificar de don "añadido" (la otra es don "natural"), pues es el acatamiento o respuesta a la comunicación de la Vida íntima de Dios que conocemos por Revelación.


Ideas sacadas del libro de Polo "Epistemología, creación y divinidad". Capítulo 2, 2. Itinerario de la razón hacia la fe, pp 69.3-5
Para saber más ir a las etiquetas:
5.13.3 fe;
9.2.2 religión;

12.1.0 revelación.
.

¿En qué consiste el pecado de Lucifer?

.
Quizás consista en el rechazo libre del enriquecimiento irrestricto recibido de Dios.
El ángel decide libremente, soberbiamente, que desde su altura lo verá todo.

Si comes de este árbol serás como un dios.




Ideas sacadas del libro póstumo de Polo "Epistemología, creación y divinidad". Capítulo 2, 1. Dios y la infinitud de la intelección
.

¿La maldad del demonio?

.
La maldad del demonio consiste en preferirse a sí mismo.

Cuando un ser personal alcanza a saberse hijo de Dios, no debe quedarse en la pasividad. Debe, al contrario, preferir a Dios a sí mismo.

La maldad del demonio es su autosatisfacción.

El ángel decide libremente, soberbiamente, que de.

La soberbia de saberse Lucifer.

Studia poliana acaba de salir (número 19) dedicado a la teología natural poliana

.

El número 19 (19 años ya) de Studia Poliana, acaba de salir:

María Idoya Zorroza nos hace un recuerdo biográfico de Ángel Luis González, al que tanto debemos.


Enrique Moros  nos introduce en la importancia de pensar a Dios.
Don Leonardo es, en efecto, uno de los pensadores más originales en el esfuerzo filosófico de pensar a Dios.

El tema último de la filosofía es Dios.
También es lo más difícil y apasionante.

Mi amigo Alberto I. Vargas, de modo audaz titula su trabajo "Los juegos teándricos…"

----------------------------------------
He empezado a leer "homo capax Dei" de Miguel Martí.
Sí, la potencialidad de la inteligencia es infinita. Nunca es posible la potencialidad completa de lo que es infinito.
Cierto es que no podemos conocer objetivamente a Dios (el máximo pensable anselmiano), ahí Kant acierta, Pero nuestro conocimiento es capaz de ir más allá de lo objetivo.

Al ser apertura irrestricta, no cabe un objeto definitivo de la inteligencia. Siempre queda un resto sin actualizar.
Todo esto tiene que ver con la principialidad. La inteligencia se desenvuelve progresivamente, al depender… de Dios.
-------------------------------------------

Por ahí vamos.
.

El pecado de la criatura angélica

.
El pecado de la criatura angélica consistió probablemente en querer separarse completamente de la criatura espiritual inferior.
De ahí que al diablo se le llame "homicida".


Idea sacada del libro de Polo "Epistemología, creación y divinidad". Capítulo 7, 10. Creación y elevación, p.272, nota 59

Para saber más ir a las etiquetas:
6.2.10 el mal;

12.2.2 demonio.

¿Quién mata la libertad?

.
La soledad.

La soledad es la muerte de la libertad.

La libertad es incompatible con que exista una sola persona. La libertad es siempre interpersonal, nace del ser hijos (libertad nativa) y vive al destinarse.

Si hubiéramos nacido solos (espontáneamente) no habría nada nuevo a esperar pues estaríamos determinados por las condiciones iniciales. Seríamos una parte del todo sin palabra que decir.

Y si estuviéramos rodeados sólo de cosas, seríamos un caleidoscopio: podríamos movernos mucho, pero sería más de lo mismo. ¿Quién escucharía mi canto?

Solos, la libertad es un infierno.







De esto habla Polo en el último capítulo de "Quién es el hombre" p. 246


.

Distingamos entre enterarse, entender y encontrarse con la verdad.

.
Polo distingue entre "enterarse", "entender" y "encontrarse con la verdad".

1. "Enterarse" se refiere a recibir una información que, sin embargo, el entendimiento no llega a comprenderla como suya.
Es el conocer "operativo" con el que funcionamos los hombres inteligentes cuando somos conscientes.
Tiene como base la función atribuida por los clásicos al entendimiento agente, el iluminar, abstrayendo. Es una conciencia meramente "objetiva". Polo utiliza también el término "alteración".

2. "Entender", cabalmente, implica una movilización mayor de la inteligencia. Es el ejercicio de los hábitos innatos que nos permite "comprender" lo que conocemos.

3. "Lo entendido" puede "además" ser alumbrado como "encuentro con la verdad". Se trata del verdadero discernimiento. Ser hombre de criterio. Al ejercer la sabiduría, podemos saber quiénes somos: hijos que cantan a su Padre. Mi vida es mi cantar.

Así, un teorema matemático puede ser utilizado funcionalmente (enterarse), puede ser entendido, conociendo que lo conocemos más o menos, pero también podemos caer en la cuenta de que en él la verdad me ha salido al encuentro.
Tal caer en la cuenta de que al entender el teorema uno mismo se encuentra con la verdad, no es simple asunto de la inteligencia sino que corre a cargo de la persona.

Así vivimos con sentido. Saboreando el vivir.
.

¿En qué culmina el entendimiento humano?

.
El entendimiento humano culmina, trascendentalmente, en un acto de fe, que se puede llamar fe intelectual.
El entender se trasluce así como obediencia activa que se corresponde con la potencia obediencial sin límites que somos.
Somos capaces de Dios.
Es, como dice Schelling, un sometimiento a la autoridad de la verdad.
La fe intelectual se abre en búsqueda inagotable (luz transparente). Potencia obediencial o entrega a Dios.
La persona culmina en co-acto de amor en Dios.
No olviden ustedes que esa fe intelectual tiene un contenido: el Misterio y su manifestación esencial.
Siempre podremos recibir más de Dios.
Esta es la apertura transparente que busca esperanzada.
Y en esa búsqueda encontramos el co-ser que somos (filiación) y el amor que co-somos.
Y en las sucesivas elevaciones, los dones del Paraíso, el mundo Nuevo, en colores: la vida eterna.

Existe, pues, una fe que no es sobrenatural, última fase del desarrollo de la intelección, y no un don "añadido" a la inteligencia.




Ideas sacadas del libro de Polo "Epistemología, creación y divinidad". Capítulo 2, 2, p. 69.4 y 70.3 Itinerario de la razón hacia la fe
Para saber más ir a las etiquetas:
5.13.3 fe intelectual;
5.5.2 Entendimiento (Inteligir personal);
1.2.3 potencia obediencial;
 20.24.0 Schelling;
12.11.0 contemplación;

5.13.3 misterio.

¿A qué llamamos Inteligir personal?

.
Llamamos Inteligir personal a uno de los cuatro trascendentales personales descubiertos por Polo.

Es Intellectus ut co-actus.

Los antiguos le llamaban "intelecto agente", pero Polo asigna la función clásica del intelecto agente a sus hábitos innatos.

Concretamente, la iluminación de los fantasmas la atribuye a la sindéresis, hábito nativo a la sabiduría (que a su vez es hábito innato del Inteligir personal).
.

¿Qué dualidad nos da la clave para comprender el modo de operar de la inteligencia?

.
El binomio intellectus / ratio (noús / logos) nos da la clave para comprender el modo de operar de la inteligencia.

Sin embargo, no olvidemos nunca que separar Inteligir de Inteligencia es un error pues se "suponen" dos sujetos. La persona humana es dual, pero no está compuesta de piezas que se puedan analizar y aislar. La inteligencia (logos) es manifestación o disposición del inteligir (intellectus), aunque por motivos didácticos los podamos estudiar sucesivamente.

Intelecto (nous en griego) en la filosofía aristotélica es la capacidad de captar directamente contenidos inteligibles. La comprensión de lo inmediato.

Polo distingue tres dimensiones :

"Intellectus ut potentia" (Inteligencia), refiriéndose a lo que clásicamente es llamado "inteligencia", una potencia del alma.  El inteligir humano es potencia, capacidad de crecimiento. (don Ignacio Falgueras añade que la potencia obediencial es también potencia y vida).

"Intellectus ut habitus", refiriéndose al clásico hábito de los primeros principios. Pero también al hábito de sabiduría y el hábito de sindéresis. Los tres innatos al Inteligir. El Inteligir humano es acto-potencial. Los hábitos indican perfección que abre la puerta a un mayor crecimiento.

"Intellectus ut actus", refiriéndose al clásico intelecto agente, pero proponiendo que se le considere como uno de los 4 trascendentales personales que describe en su Antropología : el "Inteligir personal". El Inteligir humano es acto. Es transparencia.

Y ahora hablemos del logos:
Razón (logos en griego) es el camino de lo inmediato a lo mediato.
La razón posee una notable versatilidad, a veces es deductiva, otras veces no, porque los niveles cognoscitivos se entrelazan.
Hay muchas modalidades racionales.
Crecemos y los niveles cognitivos se entretejen.

La razón es la manifestación, disposición o perfección que llamamos esencial.






En lo alto del blog encontrarán el enlace a la página "inteligir humano"..

¿Qué es el intelecto?

.
Luz.

El intelecto es luz.
La persona, en tanto que conoce, es luz.

Polo llama intellectus ut co-actus al Inteligir personal, uno de los 4 trascendentales personales por él descubiertos.

También se puede llamar a este radical personal "Entender", y se convierte con la persona humana. Los cuatros trascendentales o radicales personales se convierten con ella.

La persona es Inteligir personal.

Luz-además-luz.





Para saber más:
Sobre la luz:………….Etiqueta 2.0
Sobre el además:….Etiqueta 5.5.0

 .

¿Cuál es el tema del Inteligir personal?

.
El tema del Inteligir personal o la persona como inteligir es el además.
(Que aquí podemos designar como transparencia).

El método del Inteligir personal es el hábito de sabiduría (que es el carácter de además).

Su tema es también el además.

Además y además.

La persona humana, libertad trascendental, es inclusión atópica en el ámbito de la máxima amplitud, Dios.

El tema del Intelecto personal humano (intellectus ut co-actus) es precisamente esa máxima amplitud.

¿Quién soy? La respuesta no acaba nunca, pues soy "además". Mi identidad (o inidentidad) se corresponde con la infinitud de mi Origen.

El carácter de "además" se distingue de la Identidad (Dios) y es creado. El hombre no añade nada a Dios (Dios y la criatura no son un todo).

Sin embargo, la interioridad de la Identidad, es decir, Dios dentro de mí, no anula mi identidad.
Dios me crea dentro de sí y habita dentro de mí creándome como "además", si quiero. Como soy libre, puedo tarir la fuente y cosificarme.

Pero también puedo, libremente, dar gloria a Dios, pues mi ser es, por dentro, infinitamente "intenso". Mi réplica, de la que carezco en mi interior, la "encuentro" más adentro que mi interior. Es mi "verdad", que se corresponde con el además.







De esto se habla en Antropología trascendental. I. La persona humana. p.194, nota 58
.

¿Qué es el intelecto agente según la propuesta poliana?

.
Según el planteamiento poliano, el llamado intelecto agente, el lumen intellectus es un "trascendental personal". Por eso es preferible llamarlo intelecto personal, o intellectus ut co-actus.

La iluminación de la fantasía, para abstraer, es atribuida tradicionalmente al intelecto agente.
Polo dice que corre a cargo de la sindéresis, hábito nativo del intelecto personal.
                                                                       
Tradicionalmente el intelecto agente tiene diversidad de funciones.
Polo interpreta esta diversidad diciendo que el intelecto personal, es solidario con la sabiduría, y de esa dualidad nacen dos hábitos nativos: el hábito de los primeros principios y la sindéresis.

Sabiduría, hábito de los primeros principios y sindéresis (hábitos del intelecto personal) realizan las funciones clásicas atribuidas al intelecto agente.





De esto se habla en Antropología trascendental. I. La persona humana. p.154, nota 4


Para saber más:
Sobre los hábitos innatos y nativos: Etiqueta 5.5.2
Sobre el inteligir personal:…….Etiqueta 5.5.2
Sobre la sindéresis:……………..Etiqueta 6.2.0
Sobre la inteligencia:…………..Etiqueta 6.2.1
Sobre la luz del conocer……….Etiqueta 2.0.3

Sobre la abstracción:…………..Etiqueta 2.5.2
.

¿Qué es lo más característico del intelecto?

.
El intelecto ut co-actus es uno de los cuatro trascendentales personales descubiertos por Polo.
Y se caracteriza por su "transparencia".

Transparencia significa luz atravesada de luz.

La luz del intelecto no es como la luz física, que es sólo un vehículo para impresionar nuestra retina.
La luz del intelecto es luz con contenidos, es un poseer lo conocido.
Pero atención, lo conocido es distinto del conocer. Si no fuera distinto, no se conocería nada.

La retina posee la impresión sensible, pero no la conoce.
Conocer es poseer, guardando su interna diafanidad desde la cual puede serlo todo.

Transparencia es eso, luz, intrínsecamente atravesada de luz que va iluminando la realidad.
Lo inteligido es luz, y según la libertad (según la posibilidad irrestricta de conocer), el intelecto la acoge en su interior.

El intelecto es trascendental, (el ser personal es así), y el intelecto es también transparencia.
Y el desvelamiento de ese co-ser que somos (y seremos) es precisamente la verdad trascendental o la verdad como trascendental personal.

Clásicamente se dice que la verdad aparece en el juicio. La expresión es correcta pues si decimos que este perro es negro, siéndolo, poseemos la verdad.
Pero la poseemos porque en nuestro interior aletea la verdad trascendental. Es el intelecto personal que somos el que sabe que lo que va apareciendo está iluminado por la luz que atraviesa nuestra transparencia.




De esto habla Polo en Antropología trascendental I, p. 119.3
Para saber más sobre:
la luz, ver etiqueta 2.0.3
la verdad, ver etiqueta 5.2.1
el intelecto personal, ver etiqueta 5.5.2
.

¿Cómo comprender el intelecto desde el carácter de "además"?

.
Lo que Polo llama carácter de "además" resulta difícil de exponer.

"Además", entre otras cosas, designa al hábito innato de sabiduría. Siempre conocemos trascendentalmente más que lo que conocemos.

La luz del intelecto personal ilumina lo conocido objetivamente, pero puede también iluminar a través de la sindéresis el ver-yo que activa la inteligencia, sus hábitos adquiridos y las operaciones propias del conocer objetivo. Por eso podemos decir que el intelecto personal es una luz que conoce "además" de lo conocido (de lo conocido a través del objeto). No se limita a conocer el objeto presente. Conoce más.

La luz del intelecto personal es pues "además", es inagotable, de ella deriva el conocimiento de todas las cosas propio del alma humana, que se puede hacer todo.

Pero la cosa no se queda ahí. El intelecto personal está atravesado por otra luz, la luz del hábito innato de sabiduría, que es además del además.
O además y además.
El intelecto personal se abre así a la búsqueda de más luz. Podemos conocer más adentro de nuestra intimidad.

Para entender el Intelecto personal, no basta pues, considerarlo como una luz que separa la forma de la materia y la posee inmaterialmente.
Eso es poco. El Intelecto personal es transparencia, que deja ver más. Además y además.






De esto habla Polo en Antropología trascendental I, p. 119.3-4
Para saber más sobre:
el intelecto personal, ver etiqueta 5.5.2

el carácter de además, ver etiqueta 5.4.0
.

¿A qué llamamos búsqueda?

.
La libertad es acto vital que, si no se estraga, busca siempre, congruentemente, nuevas facetas de los temas trascendentes: el mundo, las personas y, ah!, Dios.

La búsqueda es un trueque por el que el carácter de además se priva de su valor metódico. El Inteligir personal olvida su sabiduría (su ser además), orientándose al tema que lo trasciende: Dios.








De esto se habla entre otros lugares en  Juan A. García. La metalógica de la libertad… Studia Poliana nº 10, 2008, p. 20


Para saber más:
Sobre la metalógica de la libertad: ………Etiqueta 6.8.0
Sobre la libertad trascendental: …………..Etiqueta 5.5.4  
Sobre la dinámica de la libertad:…………. Etiqueta 6.9.0
Sobre el don:………………………………………… Etiqueta 6.9.1
Sobre la búsqueda: ……………………………….Etiqueta 6.9.4
Sobre el carácter de además:……………... Etiqueta 5.4.0 
Sobre el además :………………………………… Etiqueta 5.5.0

Sobre el Inteligir personal:………………….. Etiqueta 5.5.2
.

9 febrero 2017

.
Ayer, varios interlocutores me acusaron de minimizar la acción del demonio.
Le pedí ayuda a don Leonardo.
Y hoy, aniversario de su fallecimiento abro la página 263 de su libro póstumo y encuentro que María se durmió.
Murió no físicamente, sin por compasión, olvidándose de sí con su Hijo, para abrirnos el camino de la victoria sobre el pecado, el demonio y la muerte.

María descansaba en la Paz (Espíritu Santo) desde su concepción hasta su Asunción.
Nosotros esperaremos a que nuestro cuerpo descanse definitivamente en la Paz, al ser glorificado.
.

¿A qué podemos comparar la luz del entender?

.
A una puerta que desvela el Ser.




Mi amigo, el buen misionero, padre Roberto, me escribió: "A la puerta de la fe". 
Act 14, 27: al llegar, reunieron a la iglesia y contaron todo lo que el Señor había hecho por mediación de ellos y cómo había abierto a los gentiles la puerta de la fe.

cfr. Col 4, 3: orad por nosotros para que Dios nos abra una puerta a la predicación, y podamos hablar del misterio de Cristo, para que lo dé a conocer como debo hacerlo.

1 Cor 16.9: pues se me ha abierto una puerta amplia y prometedora.

2 Cor 2 12: cuando llegué a Tróade, para anunciar el Evangelio de Cristo, aunque se me había abierto una puerta en el Señor.

 .

¿Por qué dice Polo que la persona es transparencia?

.
La transparencia de la que hablamos no se confunde con la diafanidad del cristal, que es asunto físico. Lo diáfano es más bien pasivo respecto de la luz que lo atraviesa.

La persona es transparencia en otro sentido, que no es físico. Es transparencia en el sentido que es la luz "intelectual" por dentro.

La luz intelectual tiene un dentro que es también luz.

(No olviden ustedes que estamos hablando de luces que no son físicas. La actividad propia del entender, como mejor se formula es con la noción de "luz". Luz intelectual es una actividad con intimidad).

Para entenderlo, tenemos que sabernos manejar en la antropología poliana.
Lo más íntimo o más interior que nuestra intimidad es Dios, el Origen. Somos creados por Dios, siendo luz, como Dios es Luz.

La luz que somos (Inteligir personal) es uno de los cuatro radicales personales (Co-ser, Libertad, Inteligir y Amar).

Pues bien, el Inteligir personal contiene, dentro, tres hábitos innatos (sindéresis, hábito de los primeros principios y sabiduría). Se accede a la intimidad del Inteligir personal a través de sus hábitos.

La persona posee un dentro que también es luz. Que se traduce por "el Inteligir se abre íntimamente en Sabiduría".
A su vez la persona tiene un aún más adentro que es Luz Originaria (Dios), no como un foco sino como ámbito.

El Inteligir personal (Intellectus ut co-actus) aporta así su intimidad que acompaña siempre a lo iluminado o suscitado desde dentro (desde los hábitos innatos).

Además, y nunca mejor dicho "además", entendemos gracias a la Luz del Verbo, que es más interior a nosotros que nosotros mismos. 

Y nuestra sabiduría es el entender (por dentro) que entendemos desde dentro, en la Luz del Verbo que está más adentro.

"Entender por dentro": ese dentro que es la sabiduría, es interior a las operaciones cognoscitivas esenciales.

"Entendemos desde dentro" : desde el Inteligir personal.

"En la Luz del Verbo": trancendentalmente.

Transparencia equivale a co-acto, es decir, intimidad.

Somos íntimos de Dios porque Dios es nuestro Íntimo.








De esto habla Polo en Antropología trascendental. Tomo I. p.197.2

Para saber más:
Sobre la sabiduría:…………………..Etiqueta 2.14
Sobre el Intelecto personal:….. Etiqueta 5.5.2
Sobre el además: ……………………Etiquetas 5.4.0 y 5.5.0

 .

¿Cómo es posible que el intelecto personal pase de un tema a otro?

.
El intelecto personal pasa de un tema a otro porque el acto vital que es la persona, es decir, su libertad trascendental, es un método siempre insatisfecho. Es "además".

Recordemos que "método" significa cualquier actividad intelectual.

Allá dentro nunca estamos quietos, parecemos el fuego luminoso de un volcán.
Esta "actividad" que es el ser personal se refleja en la Antropología trascendental poliana pues encontramos frecuentemente comparaciones e interrelaciones entre las distintas dimensiones del método del abandono del límite mental, propuesto por Polo y que también se asemeja al fuego.

Incluso en la otra vida. Cuando ya no "necesitemos" desdoblarnos con hábitos, pues ya gozaremos del encuentro definitivo con Dios, que nos habrá dado la piedrecita blanca (nuestra identidad), seguiremos jugando, cantando, no "necesariamente", sino libremente, con la libertad de los hijos de Dios.






De esto se habla en Juan A. García. La metalógica de la libertad… Studia Poliana nº 10, 2008, p.  10.2

Para saber más:

Etiqueta 6.8.0  metalógica de la libertad
Etiqueta 2.1.1     el método del abandono
Etiqueta 5.5.4    libertad personal
Etiqueta 2.11.0.  Método-Tema

 .

¿Cómo juega el Inteligir personal con la inteligencia humana?

.
El Inteligir personal es el "entender" trascendental.

Es creado. Dios lo ha hecho luz transparente.

Dios lo ha incluido en su seno, ahí donde su Hijo, que es Entender. Que es Luz de Luz.

El Inteligir personal humano, si quiere, deja transparentar la Luz.
No es idéntico, depende libremente de la Luz.

Pero al dejar transparentar la Luz, es luz que ilumina. Es luz de Luz.

Lo iluminado es irrestricto, es potencia intelectual (inteligencia) de crecimiento ilimitado. Es apertura infinita en cuanto que es activada por el Inteligir personal. Que es luz de Luz.

Pues bien, el Inteligir personal va jugando, descubriendo y relacionando los principios, va formalizando la inteligencia humana (la capacidad irrestricta de nuestro conocimiento) gracias a esos principios, ya sean primeros principios o principios segundos.

La inteligencia humana se refiere a principios.

El Inteligir personal juega, como con un caleidoscopio, formalizándose según los principios. Un caleidoscopio irrestricto. Pues El Inteligir personal es además (luz de Luz).


Pueden ustedes ir a la página "inteligir humano", en lo alto del blog.


 .

¿Cuál es el sentido eminente de la verdad establecido por el trascendental antropológico "Inteligir"?

.
El Inteligir personal (uno de los cuatro radicales personales descubiertos por Polo, la persona en tanto que es entender) no se queda en una adecuación con el ser de las cosas (tarea de la inteligencia, a nivel esencial, iluminada por el ver-yo, hábito innato al Inteligir personal).

El trascendental personal (Inteligir), al encontrar la verdad, su inspiración, canta a la verdad.
Es locutivo o expresivo de la verdad encontrada.

Éste es el sentido eminente de la verdad en antropología. Su canto.






Para saber más leer: Polo, "La verdad como inspiración", en La persona humana y su crecimiento, pp. 197-206

 .

¿Por qué dice Polo que la mente humana es devolutiva?

.
La mente humana no es creadora, sin embargo de suyo es infinita, al ser "devolutiva".

Intrínsecamente, a nivel trascendental,  el Inteligir remite a lo primero en el ser.

A nivel esencial, la actividad de la inteligencia se ejerce en varias direcciones.

Dos de esas direcciones son: la radicación en principios y la ampliación de lo objetivo.

Veamos la radicación: la inteligencia restituye aquello que posee (lo objetivo) radicándolo, refiriendo lo conocido a sus principios, pudiendo alcanzar el acto de ser como primer principio real. Ejemplo: la lechuza existe (gracias al acto de ser del universo físico).

Veamos ahora la ampliación de lo objetivo. La inteligencia aprovecha lo objetivado proyectándolo y aumentando su conocimiento en un proceso al infinito que llamamos "generalización".
Es el pensamiento especulativo. Ejemplo: la lechuza es un ave nocturna, símbolo de la filosofía.

De una parte, la inteligencia es infinita, pues se refiere a principios, restituyendo, devolviendo, al afirmar la principialidad del ser, que es inagotable.

Y por otra parte es infinita en la apropiación de lo objetivado mediante la generalización, según un proceso al infinito que no se puede cerrar.

Sin embargo, lo objetivado también se devuelve a la realidad física en tanto que está constituida en principios que se llaman causas predicamentales.

Lo objetivado se devuelve a la realidad según la causalidad.

En definitiva, la inteligibilidad se da siempre en lo real, transitando a lo real.
Lo real son los principios.

Le mente humana se resuelve en principios al devolver lo pensado a lo real.




Ideas sacadas del libro de Polo "Epistemología, creación y divinidad". Capítulo 2, 5. Doble significado de la infinitud intelectual

Para saber más ir a las etiquetas:
5.5.2 Inteligir personal; 
2.6.0 la prosecución;
6.2.1 inteligencia;
1.0.7 infinito;
2.0.2 conocimiento esencial y personal;
1.1.5 realidad

 .