¿Se separan las Personas divinas?

.

No.
Las Personas divinas se distinguen sin separarse.

Ni la iniciativa ni la aceptación ni el don fraguan o se decantan por separado.

¿Por qué? Porque no se extinguen en la donación sino que se distinguen al darse sin reservas, en el dar puro.

La iniciativa y la aceptación no son “momentos” del dar y el don no es la síntesis del dar. Los ingredientes del dar supremo no se extinguen, sino que se distinguen al dar.

No pasa así con la criatura que se distingue al separarse, dependiendo del Creador.

Ideas inspiradas en el artículo "Aclaraciones sobre y desde el dar, de Falgueras, en Miscelánea poliana nº 9. p.68.2. Citamos las páginas según la recopilación titulada "Antropología y trascendencia" publicada por I. Falgueras y Juan A. García.

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario