¿Dónde está radicada la sexualidad?

.
Mirad cómo lo veo yo: la persona es "libertad trascendental", está incluida atópicamente en el ámbito de la máxima amplitud.

Si fuéramos, en tanto que personas, mujeres u hombres, es decir persona femenina o persona masculina,  nuestra libertad no sería trascendental. Estaríamos condicionados por nuestros genes.

La persona, en sí, no es ni masculina ni femenina.
(No olvidemos que no existen personas "en sí", la persona humana es, desde su concepción, masculina o femenina). Pero la masculinidad o feminidad no le viene del ser persona sino de su manifestación en el mundo, que depende también del universo físico en el que está encarnada.

Por otra parte, la persona en tanto que persona, según otro trascendental personal, el trascendental "Amar", que es distinto del trascendental personal "Libertad" aunque se convierten entre sí,  es aceptar-dar, pero le falta el don.

Y como no tiene réplica en su interior, se abre, para buscar su réplica, para buscar a Quién dar y el don que dar, que debe ser aceptado (en el Juicio).

Pues bien el "don" es la esencia humana.

¿Dónde está radicada la sexualidad? En Dios Creador, que nos ha creado insertándonos en el universo físico. Es Dios quien nos ha creado para ser tal mujer y tal hombre, de tales padres.

Clásicamente se decía que el principio de individuación es la materia, estas carnes y estos huesos.
Ahora descubrimos que ese principio no basta. La persona debe, libremente, esencializar, hacer suyos esas carnes y esos huesos.

Desgraciadamente algunos en nuestros días, no aceptan su lugar y su misión en el universo.


Cuando libremente aceptamos el don de Dios y lo hacemos crecer (la vida es crecimiento a todos los niveles), y lo otorgamos a los otros y en definitiva a Dios, vamos descubriendo nuestra réplica, el don que seremos, libremente, toda la eternidad.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario