¿Cómo comprender el intelecto desde el carácter de "además"?

.
Lo que Polo llama carácter de "además" resulta difícil de exponer.

"Además", entre otras cosas, designa al hábito innato de sabiduría. Siempre conocemos trascendentalmente más que lo que conocemos.

La luz del intelecto personal ilumina lo conocido objetivamente, pero puede también iluminar a través de la sindéresis el ver-yo que activa la inteligencia, sus hábitos adquiridos y las operaciones propias del conocer objetivo. Por eso podemos decir que el intelecto personal es una luz que conoce "además" de lo conocido (de lo conocido a través del objeto). No se limita a conocer el objeto presente. Conoce más.

La luz del intelecto personal es pues "además", es inagotable, de ella deriva el conocimiento de todas las cosas propio del alma humana, que se puede hacer todo.

Pero la cosa no se queda ahí. El intelecto personal está atravesado por otra luz, la luz del hábito innato de sabiduría, que es además del además.
O además y además.
El intelecto personal se abre así a la búsqueda de más luz. Podemos conocer más adentro de nuestra intimidad.

Para entender el Intelecto personal, no basta pues, considerarlo como una luz que separa la forma de la materia y la posee inmaterialmente.
Eso es poco. El Intelecto personal es transparencia, que deja ver más. Además y además.






De esto habla Polo en Antropología trascendental I, p. 119.3-4
Para saber más sobre:
el intelecto personal, ver etiqueta 5.5.2

el carácter de además, ver etiqueta 5.4.0
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario