9 febrero 2017

.
Ayer, varios interlocutores me acusaron de minimizar la acción del demonio.
Le pedí ayuda a don Leonardo.
Y hoy, aniversario de su fallecimiento abro la página 263 de su libro póstumo y encuentro que María se durmió.
Murió no físicamente, sin por compasión, olvidándose de sí con su Hijo, para abrirnos el camino de la victoria sobre el pecado, el demonio y la muerte.

María descansaba en la Paz (Espíritu Santo) desde su concepción hasta su Asunción.
Nosotros esperaremos a que nuestro cuerpo descanse definitivamente en la Paz, al ser glorificado.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario