¿Es la docilidad parte de la prudencia?

.
Tomás de Aquino trata de la docilidad como parte de la prudencia (S.Th. II-II, q. 49, a. 3); nosotros podemos considerar la docilidad como parte de la humildad.
La diferencia tiene su origen en la concepción de la humildad, que santo Tomás presenta dentro de la templanza que perfecciona el apetito concupiscible (S.Th., II-II, q. 161, a. 4), mientras que para nosotros radica en todas las facultades del alma.
Pienso que la humildad es una apertura transcendente del co-ser hacia Dios. y se repercute en todas las manifestaciones de la vida.

Esta diversa concepción de la humildad afectará también a la colocación de otras virtudes.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario