¿Cuándo se frustra la libertad?

.
Cuando la realidad hastía, cerrada a la esperanza.
¿De qué sirve tener 40 cadenas de televisión si ninguno de los programas nos interesa?

Lo que encontramos no da ocasión para un surgir "desde el fondo". Las elecciones son entonces arbitrarias e incluso no sabemos por qué optamos por una u otra.
Llegamos a pensar que, "detrás" de nuestra conciencia de libertad, existe un factor necesario que nos fuerza a elegir.

Pero lo que pasa es que estamos rodeados de cosas de categoría inferior a nuestro ser. Cosas que son como son y que, en presente, "delante" de nosotros y no "detrás" no pueden decirnos nada. No están a nuestra altura. Incluso si son personas, se nos presentan tan frívolamente que no manifiestan novedades, su novedad.

A la libertad que somos conviene (y aquí "conviene" es más que "necesario") el ser inagotable y novedoso.
Si nuestro futuro no encuentra futuro, se frustra.








De esto habla Polo en el último capítulo de "Quién es el hombre" p. 221.3

Para saber más sobre la libertad
Etiqueta 1.1.2   libertad
Etiqueta 1.1.2   naturaleza y libertad
Etiqueta 5.5.4   libertad personal o trascendental
Etiqueta 5.5.4   libertad nativa
Etiqueta 5.5.4   libertad de destinación.
Etiqueta 6.1.5   libertad esencial o de disposición

Etiqueta 6.8.0   metalógica de la libertad
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario