¿Aísla el sentimentalismo de la realidad?

.
Sí. Porque los sentimientos nos dan noticia de cómo nos encontramos y no de cómo es la realidad.

Los sentimientos ayudan, coloreando nuestro conocimiento de la realidad, pero a veces pueden distorsionar la imagen, como cuando ponemos demasiado color a una foto.
Exceso de verde, exceso de azul.

El sabio los ajusta.


Se habla de esto en Juan Fernando Sellés. Antropología para inconformes p.277

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario