¿Tiene el ser vivo una torre de control?

.
El principio de vida del ser vivo (su alma) se puede comparar con una torre de control que contiene todo lo necesario para el crecimiento de la vida.

Contiene un programa capaz de organizar las distintas posibilidades de crecimiento, activando unas y dejando de lado otras.

Incluso en embriones distintos, con la misma dotación genética, hay "decisiones" individuales de "esa" torre de control.

El embrión recibe de sus padres una información genética sobre el modo de organizarse, pero ese modo es cambiante, selectivo, propio a ese ser vivo, único.

Y en el caso del embrión humano, su torre de control se va activando progresivamente hasta conectar o abrirse a las informaciones u órdenes que le llegarán de la "persona" a quien pertenece.

Glosa a Genara Castillo. Planteamiento poliano de la constitución y desarrollo de la vida humana. Studia Poliana 11, p.12.2

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario