¿Cómo se hiperformaliza el sistema?

.
Actualizando posibilidades.

Vamos a intentar explicar la noción de hiperformalización, tan importante para comprender lo que es la vida : el crecimiento del ser que no es simplemente despliegue.

Una facultad, como la facultad de la vista, tiene una forma doblemente cambiante : la forma del órgano que puede cambiar y un "sobrante" formal que está en potencia de devenir forma y que llamaremos potencia formal.

El viviente aprovecha los cambios de la materia de su órgano. ¿Qué cambia primero? La forma de su materia, y a ese cambio lo llamamos "la forma impresa".

Y al mismo tiempo que cambia el órgano material de una facultad, hay otro cambio : se actualizan las posibilidades ínsitas en su sobrante formal. Por ejemplo : el color rojo.

La estructura impresa es la forma de una facultad.
Forma que es cambiante, se hiperformaliza gracias al sobrante formal, actualizando sus posibilidades. Actualizando, por ejemplo, la sensación de rojo.

La inteligencia no es propiamente facultad porque en ella no hay sobrante formal, pues al poder crecer irrestrictamente no está determinada de antemano. En ella todo es "sobra".

Pero aún así, el viviente que piensa, para actualizar su posibilidad de pensar, debe aprovecharse de los cambios cerebrales, frenar el cerebro, pararse a pensar.

De eso ya hablaremos en su día en la etiqueta 2.10.


Glosa a Genara Castillo. Planteamiento poliano de la constitución y desarrollo de la vida humana. Studia Poliana 11, p.13.2

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario