¿Cómo interpreta Polo la distinción real de esencia y ser?

.
Tradicionalmente se entiende que el acto de ser es prioritario a la esencia.
Cada acto de ser estaría restringido por su esencia.
La esencia limitaría la intensidad de la perfección del acto de ser.

El realismo filosófico exige ciertamente que lo primero y prioritario sea el ser.
Y considerando el problema en términos de actualidad, también es cierto que la esencia pensada, limita al ser pensado.

Polo, sin embargo, al abandonar el límite mental, e ir más allá de la actualidad, entiende con más realismo la prioridad del ser sobre la esencia, y no en términos de eficiencia, como si el ser fuera un acto emergente, con una virtualidad o fecundidad "limitada" por la esencia.

La prioridad del ser, según Polo, es de otro orden, semejante a la finalidad.
Incluso llega a decir que el ser es finalidad pura, es decir, sin la composición que caracteriza a la finalidad física.

Polo concede una cierta prioridad o antecedencia a la esencia.
La esencia se activa yendo hacia adelante, hacia la posteridad.

La posteridad inagotable es el ser. El ser no es limitado.
Al contrario, la esencia se despliega o crece, según su ejercicio, que mira al futuro.

Se entiende así que acto de ser y esencia sean realmente distintos.
Y que la esencia sea "desde" el acto de ser.
Polo "equilibra" la distinción.







He seguido en la respuesta, y muchas veces copiado, las ideas de Juan A. García, en su blog sobre Polo, del día 4 de abril 2010, donde hice varios comentarios.
Si quieren ustedes leer una síntesis de la distinción real esencia – acto de ser, vayan al principio de este blog, a la página (en rojo) ""Esencia – Ser. Su distinción"

 .

No hay comentarios:

Publicar un comentario