¿Es lo mismo diálogo que consenso?

.
No es lo mismo diálogo que consenso.

En el consenso las dos partes ceden algo para llegar a un acuerdo. El regateo es propio del consenso, pero no del diálogo.

El diálogo es un asunto que la humanidad tiene pendiente. Porque, en la relación entre seres humanos, hemos pasado de la esclavitud a la re­lación entre el capital y el sala­rio.

Esa es la fórmula moderna que a Locke se le ocurrió. Locke dijo que hay hombres que no pueden ser propieta­rios, y como no pueden ser propietarios, la única manera que tienen de subsistir es ser asalariados de otro. Pero ese otro no es un sujeto, sino la consti­tución de una masa de capital. El dinero es el vinculante.

Entonces la relación económica entra en crisis pues no hay un proyecto común, sino interés. Desaparece la institución en tanto que tarea conjunta.

Hay diálogo, en cambio, cuando sí que existe el proyecto común, porque ese pro­yecto es querido por las dos partes.

Si mandar significa ordenar que el otro haga lo que yo quiero, pueden ocurrir dos co­sas: que el otro haga lo que yo quiero, porque no tiene más remedio o por una gratifica­ción externa; o que haga lo que yo quiero, porque él también lo quiere. Y entonces hay diálogo.

Debe darse ese diá­logo, y la amistad, entre el trabajador y el empresario.
Y para eso hace falta que el trabajador no sea un mero asalariado: ha de formar parte de la insti­tución.

Otro caso de falta de diálogo es el personalismo: el no darse cuenta de que se forma parte de una institución en la que todos deberían hacer suya la tarea.




Así responde, más o menos, don Leonardo a la pregunta nº 32 de "ANALÍTICA DEL AMOR". Entrevista de Juan Cruz Cruz con Leonardo Polo, que pueden ustedes encontrar en el nº 33 de la revista Miscelánea poliana.

Para saber más vayan a las etiquetas de este blog:
18.1.1 analítica del amor;
9.2.0 trabajo;
1.5.5 diálogo

Pinchen aquí para acceder a la entrevista completa: http://www.leonardopolo.net/revista/revista.html

 .

No hay comentarios:

Publicar un comentario