¿Cómo distinguir el amor de las cosas del amor a las personas?

.
Querer una cosa es querer hacer algo con ella.

Querer a una persona es querer que ella sea.

Esta distinción tiene que ver con la doctrina de Aristóteles sobre las actividades de poiein y praxis, traducidas después como producción y acción.
(En la etiqueta 1.2.1 Acto, hablamos ampliamente de los distintos tipos de acciones).

En lo que aquí nos interesa, digamos que en toda acción humana hay una dimensión productiva (transitiva al mundo físico) y una dimensión inmanente que es mejora de la propia persona (y de los otros, si lo aceptan).

Las personas humanas tienen una dimensión corporal, que es la base de la acción productiva, a la que debemos también atender. Estamos unidos por la red del universo físico y no está bien tirar de la misma manta en nuestro solo provecho.

De ahí que amar a las personas exija también una ética que encauce las acciones y las pasiones físicas.

Amaremos las cosas y el mundo, haciéndoles contribuir al crecimiento de las personas.







Ideas inspiradas en la pre.gunta nº 3 de "ANALÍTICA DEL AMOR". Entrevista de Juan Cruz Cruz con Leonardo Polo, que pueden ustedes encontrar en el nº 33 de la revista Miscelánea poliana.

Pinchen aquí para acceder a la entrevista completa: http://www.leonardopolo.net/revista/revista.html

Para saber más vayan a las etiquetas de este blog:
18.1.1 analítica del amor;
1.2.1 Acto
8.2.0 crecimiento


No hay comentarios:

Publicar un comentario