¿Por qué Aristóteles interpreta mal la voluntad en su antropología?

.

No sólo Aristóteles. El eros platónico tiene también una connotación de imperfección.

El anhelo es una imperfección, porque sólo se anhela lo que no se tiene.
Los griegos ven la voluntad como potencia, como deseo de lo que falta.

Para una antropología en la que el hombre es "el ser capaz de tener", el "no tener todavía" es la dimensión imperfecta del hombre.

La posesión, la perfección, sería exclusivamente cognoscitiva.

Aristóteles descubre, en la teoría, la posesión actual e íntima. Y da el salto al acto puro de ser, descartando al mismo tiempo la perfección de la voluntad.


Se le escapa que la voluntad en el hombre no es únicamente deseante. (Somos capaces de dar. Y no sólo desinteresadamente, sino más aún, de dar sin perder).


Glosa a Leonardo Polo. Tener y Dar. En "Sobre la existencia cristiana" p. 130.2



.

No hay comentarios:

Publicar un comentario