¿En qué difiere la versión cristiana de la voluntad de la versión griega?

.
Los griegos utilizan la palabra órexis para designar lo que nosotros llamamos voluntad.

Órexis significa deseo. La voluntad griega es tendencial. No tiene la perfección de la posesión, que es como Aristóteles piensa las operaciones inmanentes, posesivas (que son superiores a las operaciones constructivas, a los movimientos, que van hacia fuera y cuyo grado de posesión es más débil).

La voluntad es, para ellos, tender a lo que no se posee.

El pensamiento es perfecto. El pensar y lo pensado están en abierta simultaneidad.

Al lado de esto la voluntad es lo imperfecto. Lo oréctico se asimila a lo potencial.

Lo imperfecto en la naturaleza humana es la voluntad (y las tendencias inferiores). La tendencia hacia el fin, que es la posesión. La voluntad está enteramente subordinada al intelecto.

Sin embargo, los cristianos ponen la voluntad en Dios.


Glosa a Leonardo Polo. Tener y Dar. En "Sobre la existencia cristiana" p. 128.3

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario