¿Tienen que ver los hábitos con la libertad?

.
Llamo hábitos del alma a los hábitos de las potencias espirituales.
Nuestra inteligencia es susceptible de hábitos y la voluntad de virtudes.

Gracias al hábito la facultad es susceptible de libertad.
El hábito es la posesión según la disposición.
Estar dispuesto no significa estar determinado, sino todo lo contrario.
Estar dispuesto es poseer más posibilidades, libremente.
Ejemplo: soy puntual, pues soy libre de llegar tarde (tengo la disposición a llegar a tiempo, pero no estoy obligado a llegar a tiempo).
Clásicamente se dice que es una posesión "a modo de virtud". Poseo libremente.
Ana Marta González lo explica muy bien en la página 61 de su libro "Claves de ley natural".

 .

No hay comentarios:

Publicar un comentario