¿Qué gana la persona humana al ser dual?

.
Gracias a la dualidad, el ser personal humano no es sencillo, como el "ser del universo", sino que siempre se desdobla, es inagotable.

De ahí que pueda abrirse y co-ser con otras personas.

La dualidad abre la persona a la co-existencia y por consiguiente a la comunión.

Somos capaces de amor, que es ganancia pura.







Glosa a Juan A. García González: Existencia personal y libertad. Anuario filosófico nº 95. 2009 p. 340.2
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario