¿Es el Espíritu Santo asimilativo?

.
El Espíritu Santo no es asimilativo.
El Espíritu santo (en tanto que Persona distinta del Padre y del Hijo) es el Don al Otro.

Tomás de Aquino dice que si el Espíritu Santo fuese también asimilativo, sería un segundo Hijo. No se distinguirían.

Si se quiere hacer una teología trinitaria debemos distinguir entre la intención de la voluntad y la intención de la inteligencia.

La intención de la voluntad es intención de otro, está en lo otro, quiere más otro, transmigra hacia el otro. Por ahí se llega al Espíritu Santo.

La intención intelectual hace suyo lo otro, es asimilativa. Acepta. Por ahí se llega al Verbo.






Ideas inspiradas en la pregunta nº 6 de "ANALÍTICA DEL AMOR". Entrevista de Juan Cruz Cruz con Leonardo Polo, que pueden ustedes encontrar en el nº 33 de la revista Miscelánea poliana.

Pinchen aquí para acceder a la entrevista completa: http://www.leonardopolo.net/revista/revista.html


Para saber más vayan a las etiquetas de este blog:
18.1.1 analítica del amor;

1.2.2 amor ; 

No hay comentarios:

Publicar un comentario