¿Por qué dice Polo que a priori la libertad no es arbitrariedad?

.
Porque la libertad trascendental no tiene réplica en su interior, que la determine a hacer "su" capricho. (Este primer "su" es el caprichoso individual).

Dios nos crea personas al incluirnos atópicamente en "su" máxima amplitud. Seremos una chispa de "su" fuego. (Este segundo "su" es de Dios).

La "chispa" no es un capricho espontáneo, arbitrario, solitario, narcisista. No somos libertad para realizar"nos".
Somos actuosamente hijos (libertad nativa) que buscarán eternamente el horizonte (libertad de destinación) feliz e indesfuturizable de su dependencia de Dios.

Nuestra "réplica" es el encargo, siempre más, que nos inspira e inflama (del Verbo), que vive más allá de nuestra intimidad.

A priori, la libertad es trascendentalmente dual (nativa-destinal), no arbitraria, sino amorosa. (Hacia Dios).






De esto habla Polo en el último capítulo de "Quién es el hombre" p. 249

Para saber más sobre la libertad trascendental, libertad nativa y libertad de destinación, ver las etiquetas que comienzan por 5.5.4.

Hablamos de la libertad en general en la etiqueta 1.1.2


 .

No hay comentarios:

Publicar un comentario