¿Es lo mismo ser que ente?

.
Para Carmen Gracián.


El comienzo de la filosofía es la admiración.

Ante el firmamento estrellado "caemos" en la filosofía. Caemos en la cuenta de que existe lo firme, lo estable, lo que no pasa.

Acabas de descubrir el ser.

Quizá, Carmen, lo quieres llamar "ente", porque el ente es lo que es. Más tarde te darás cuenta de que decir "ente" es decir muy poco.

No vamos a pasarnos la vida coleccionando entes, analizándolos, buscando sus causas y principios. La filosofía no es tan aburrida.

Además, el filósofo descubre muy pronto que él es capaz de admirar el firmamento. Que hay algo en él que se corresponde con lo estable: la mente (el nous).

Mi mente no es sólo ente, sino que se añade al ente.
Acabas de entender lo que es la persona.

 .

No hay comentarios:

Publicar un comentario