Mi amigo Antonio Corredor siempre me sorprende. Un día imaginó un Proto-ser anterior a todo ser. Y me pidió mi opinión. Así le contesté:

.
Estimado don Antonio,
He leído con atención su propuesta sobre el Proto-ser.

Pienso que es atendible.

Me explico.
Imaginemos que en el universo no existe la inteligencia (es una suposición), ni el amor, y sólo existe el ser sencillo de lo físico.
Pues bien, ese ser, que usted llama Proto-ser, que no tiene ni principio ni fin, que es lo que es, idéntico a sí mismo, se corresponde con el Principio real de Identidad y origen de todo lo que existe. (Atención, hablo de principio real, no de principio lógico).

¿Por qué ese Principio se despliega como universo, según lo que llamamos Principio real de no-contradicción, o, brevemente "persistencia"?

Tiene que existir una causa trascendental por la que la Identidad despliega el universo.

Ya ve que le he presentado los tres primeros principios de la metafísica poliana: identidad, causa trascendental y no contradicción.

El Proto-ser que usted ha intuido puede muy bien ser el origen (Principio real de Identidad) de lo que Polo llama "ser primero", o persistencia, o principio real de no contradicción.


Atentamente
Joseph Kabamba
http://preguntaspolianas.blogspot.com 





Del hábito por el que conocemos los primeros principios hablamos en la etiqueta 3.2.0

Y en la etiqueta 1.4.0 hablamos de los principios.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario