¿Son tan importantes los hábitos, que puede definirse la realidad del entender como conocimiento "habitual"?

.
Los hábitos son importantes para el entender humano, pero no para todo "entender".

La importancia de los hábitos es debida a la inidentidad de la criatura. Siempre podemos conocer más. El conocer humano se abre, se desdobla, en hábitos, que le permiten ir conociendo más, darse cuenta, autotrascenderse, conocerse.

Los hábitos no son importantes para el entender divino (porque Dios es Idéntico), ni tampoco para el entender humano tras el lumen gloriae. Una vez realizado el encuentro definitivo con Dios, no es tan importante el "adquirir" el regalo a ofrecer a Dios, pues ya estamos en el banquete. Nos dedicaremos a cantar y a jugar.

Para el entender humano los hábitos son importantes ahora,  tanto que sólo gracias a ellos nos podemos conocer in via. Crecer.

Pero la realidad del "entender" no puede reducirse a los hábitos.






De esto habla Ignacio Falgueras en Studia Poliana n. 2.  2000 p. 198
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario