¿Se puede decir que los hábitos son una disposición?

.
La esencia es el "disponer" y también el "manifestar", el "iluminar" o el "aportar" de la persona.

La "disposición" es un disponer habitual. La persona posee habitualmente una disposición.

En el caso de los hábitos intelectuales, por ejemplo, la persona comprende el inglés, aunque un día, podría perder ese hábito, por falta de uso.

En el caso de los hábitos que tienen que ver con la voluntad, la disposición es menos estable porque la persona se compromete o interviene con nueva responsabilidad en el acto voluntario. Hay más novedad, depende más de la persona.


Las virtudes (los hábitos que tienen que ver con la voluntad) son más potenciales que los hábitos de la potencia intelectual.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario