¿A qué llamamos hábitos superiores?

.
Primero: a los hábitos propios o "innatos"  al inteligir humano del acto de ser personal: la sindéresis (6.2), el hábito de los primeros principios (3.2) y la sabiduría (2.14). Son hábitos propios a toda persona humana.

Segundo: también son hábitos superiores los hábitos infusos "sobrenaturales", que son elevaciones de las aperturas transcendentales, como anticipación del encuentro definitivo con Dios, que redundan en la esencia: gracia santificante, fe esperanza y caridad teologales. (5.16.2 para la gracia santificante y 12.17.0 para el resto)

Tercero: pienso yo, según la sugerencia de Piá, que también son hábitos superiores las aperturas transcendentales  (hábitos infusos "naturales") : gracia inicial, fe inicial, esperanza inicial y caridad inicial. (Las estudiaremos en las etiquetas 5.13.1 y 5.13.2)

No se deben confundir los hábitos innatos con los hábitos infusos. Ambos son hábitos superiores, pero unos son intelectuales, que nacen del intelecto y otros son infusos (fruto de las llamadas de Dios a las personas "libres", llamadas que pueden ser naturales o sobrenaturales)



A esto se refiere también Juan A. García González en "Existencia personal y libertad". Anuario filosófico nº 95. 2009, p. 334.3
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario