¿Cuál es el tema del Inteligir personal?

.

El además.
(Que aquí podemos designar como transparencia).

El método del Inteligir personal es el hábito de sabiduría (que es el carácter de además).
Su tema es también el además.
Además y además.

La persona humana, libertad trascendental, es inclusión atópica en el ámbito de la máxima amplitud, Dios.

El tema del Intelecto personal humano (intellectus ut co-actus) es precisamente esa máxima amplitud.

¿Quién soy? La respuesta no acaba nunca, pues soy "además". Mi identidad (o inidentidad) se corresponde con la infinitud de mi Origen.

El carácter de "además" se distingue de la Identidad (Dios) y es creado. El hombre no añade nada a Dios (Dios y la criatura no son un todo).

Sin embargo, la interioridad de la Identidad, es decir, Dios dentro de mí, no anula mi identidad.
Dios me crea dentro de sí y habita dentro de mí creándome como "además", si quiero. Como soy libre, puedo tarir la fuente y cosificarme.

Pero también puedo, libremente, dar gloria a Dios, pues mi ser es, por dentro, infinitamente "intenso". Mi réplica, de la que carezco en mi interior, la "encuentro" más adentro que mi interior. Es mi "verdad", que se corresponde con el además.


De esto se habla en Antropología trascendental. I. La persona humana. p.194, nota 58
 .

2 comentarios:

  1. Este el el post que menos se entiende en los publicados en los 12 meses que llevo sigiendo este bloq.

    ¿Se podría explicar mejor esto? Debe ser muy conciso lo del "además y además". Posiblemente resuma en tres palabras una idea muy profunda. Pero ¿vale la pena expresarse así, si lo que se quiere es divulgar?

    ResponderEliminar


  2. Amigo Roberto,

    Muchas gracias por tu intervención. Es mi intento hacer accesible a don Leonardo.
    Estamos en la etiqueta del Inteligir personal. Como cada uno de las cuatro radicales, es dual, tiene dos miembros. Uno de ellos es el método y el otro es el tema.

    Lo característico del Inteligir personal es que sus dos miembros son solidarios. De ahí que se le llame “transparencia”.
    El método es un acto : el hábito de sabiduría (para Polo los hábitos son actos). Y el hábito de sabiduría no es otra cosa que el carácter de además, porque con la sabiduría alcanzamos a conocernos como somos : somos además, adverbio del Verbo.
    Por eso el tema es también además.

    Por lo tanto el Inteligir personal es además y además.

    Ahora hacemos un quiebro mirando a otro radical personal, la libertad trascendental.
    La libertad se convierte con los otros radicales. Luego el Inteligir personal se convierte con la libertad. El tema es pues, también, la libertad personal.
    Se entiende ahora que “soy” libertad. Puedo serlo todo al estar incluido en el ámbito de la máxima amplitud. De ahí que no acabemos nunca pues somos relación con el Origen, con la infinitud del Origen.
    No somos Dios (Identidad), y tampoco añadimos nada a Dios. Somos en Dios. Y Dios está más dentro de nosotros mismos que nosotros mismos. ¿Se anula así nuestra persona? No, porque soy además. Pero soy además si quiero, porque soy libre.
    Fíjese usted como incluso en la vocación Dios nos deja libres. Nuestra identidad depende de nuestro querer. Es grandioso.
    Espero que no le haya complicado más.
    Atentamente
    Joseph Kabamba

    ResponderEliminar