¿Le viene al hombre la ética desde "fuera"?

.

No.
La ética es intrínseca al ser humano.

Desde lo biológico hasta a lo más alto en el hombre, lo espiritual, todo lo humano está transido del sentido del deber "crecer", que es el meollo de la ética.
Crecer para adquirir "nuevos" bienes, para compartirlos en amistad.

Normas, bienes y virtudes constituyen las tres dimensiones de la ética : luz, trabajo y amistad.

La ética no es un manual de fórmulas, un adorno.
Lo nuestro es crecer.

De esto habla Polo en "Ética". Hacia una versión moderna de los temas clásicos. 2ª edición. Unión Editorial. p. 25.4
 .

No hay comentarios:

Publicar un comentario