¿Con qué hábito demuestra el hombre la existencia de Dios?

.
Con el hábito innato de los primeros principios.

Todo ser humano, por iniciativa divina, está abierto a Dios a través del hábito de los primeros principios, que permite conocer la existencia de Dios, su causalidad trascendental y el ser o persistir del universo.

Sin embargo, el don premoviente de la libertad personal puede encontrar (mirar) la iniciativa creadora de Dios, gracias al hábito innato de sabiduría, lo que supera la advertencia de los primeros principios.

De esto se habla entre otros lugares en Juan A. García. La metalógica de la libertad… Studia Poliana nº 10, 2008, p. 20.2

Para saber más:
Sobre el hábito de los primeros principios: Etiqueta 3.2
Sobre la sabiduría: Etiqueta 2.14


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario