¿Por qué debemos ampliar los trascendentales clásicos o metafísicos?

.
Porque ya llegó el momento de considerar a la libertad como trascendental de la persona o trascendental personal.

Los trascendentales metafísicos (acto de ser, verdad y bien) se convierten sencillamente con el acto de ser del universo físico. Que no es libre. Es lo que es.

Pero si el ser de la persona humana es libre, libertad trascendental, si se puede manifestar libremente, eso quiere decir que no basta la consideración sencilla de los trascendentales.

La ampliación es una ampliación por dentro de cada trascendental.

El acto de ser del universo, mirado en la persona, es co-ser; la verdad es inteligir personal; y el bien es tríada amorosa: un aceptar y un dar personal que exigen el don de la vida responsable de cada quién.


Polo ha propuesto la libertad trascendental como clave para entender que, en la persona, los trascendentales se convierten libremente, al estar incluidos en el ámbito de la máxima amplitud. No son lo que son, sino lo que quieren ser.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario