¿Qué es el homenaje?

.
Polo llama "homenaje" al despliegue de la verdad encontrada, en la persona que la encuentra.
Algo así como un piropo.

La verdad encontrada merece el homenaje rendido por la persona.
La persona es más que un mero ser recuperante. El encuentro no es una inmanentización o apropiación especular de lo encontrado. Tampoco es la satisfacción ante el complemento que nos faltaba.

En el "encuentro" se desata la superabundancia personal. Vige el excesus de la generosidad pura. Eres mi cielo.






Para saber más leer: Polo, "La verdad como inspiración", en La persona humana y su crecimiento, pp. 197-206


 .

No hay comentarios:

Publicar un comentario