¿Cuándo deviene accesible lo santo?

.

La familiaridad con lo santo sólo es posible por iniciativa suya y en tanto que lo santo se revela como persona.

Sin revelación, lo santo no es persona, sino tan sólo la intuición religiosa de lo último y tremendo.

Peso si lo santo se desvela (como ha sido el caso en la historia) toda la simbólica cultural puede descifrarse.

Sin revelación lo santo nos deja mudos y la cultura entra en crisis. Somos vencidos por el Poder.

Pero si lo santo habla, podemos responder. Es persona como nosotros.
La ascética de lo santo nos hace humildes y nos abrimos a la escucha (tener) y al diálogo (dar).

La desvelación del silencio es, en el hombre, la libertad abierta a lo santo.

La revelación de Cristo es el modo como la libertad humana se abre a lo santo, hacia dentro de su dentro.

El Santo está entre nosotros, se ha hecho hombre y nos ha pedido que seamos Santos, aportando nuestros símbolos a la santidad.

Libres para ser santos, libres en orden al Santo.

La libertad nativa ha encontrado su réplica, el Hijo que será indesfuturizablemente su Destino.

De esto habla Polo en el último capítulo de "Quién es el hombre" p. 241-243

Para saber más sobre la necesidad ver la Etiqueta 1.18.0
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario