¿Puede decirse que actuar éticamente es hacer el tonto?

.

Poder decirse, puede decirse. Pero es un despropósito.

En efecto, reducir la realidad del hombre a la condición de los hechos empíricos nos deja al nivel de las abejas o de las ovejas.

Sólo si las ciencias prácticas (del hogar, la medicina, la arquitectura, la economía) se subordinan a la ética, es decir, al criterio de la vida buena creciente, tienen sentido.

Platón relata la alternativa falsa de las mujeres de los militares, que querían vivir como las mujeres de los adinerados comerciantes.
No sabían que se vive mejor gracias al honor de los que se sacrifican por la patria.

Los ávidos de placeres sensibles pierden las motivaciones amorosas. Y la sociedad se llena de fango. Se vive peor.

Buscar la vida buena no es hacer el tonto. Es el comportamiento inteligente de los hombres libres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario