¿Cómo afronta Polo el problema del vacío interior?

.

Los filósofos existencialistas han abordado con más o menos fortuna el problema de la falta de identidad de la persona. El sentido de su existencia.

Eckhart y Hegel se apoyaron en la negatividad del espíritu para sugerir, que gracias a ese vacío (o negatividad) el hombre pude llegar a ser todas las cosas.

Polo ha abierto otra vía.

El ser de la persona humana es "además".
(No es sencillo, como el ser del universo).

No es verbo, sino adverbio.

Su intimidad, sola, es nadie, es adverbio.

Pero en la medida en que encuentra su verbo, con su réplica, eso es otra cosa. Entonces somos hijos en el Hijo.

Glosa a Juan A. García González : Existencia personal y libertad. Anuario filosófico nº 95. 2009, p. 351.2
.

4 comentarios:

  1. Estimado amigo
    Me gustaría preguntarte una aclaración sobre un punto de esta pregunta.
    La réplica es una réplica de la persona o del Hijo?
    El hombre busca en sí mismo una réplica, que no encuentra inmediatamente y empieza su búsqueda.
    Creo que se puede decir que encontrar la réplica es encontrar finalmente la réplica de sí mismo en el Hijo hecho hombre.
    Una réplica precisa, verdardera de sí mismo ("ipse Christus"), lo que faltaba.
    Obviamente, también es cierto que el Hijo es replica de cada hombre.
    Así que probablemente ambas interpretaciones son verdaderas.
    ¿Qué piensa usted de esto?
    Gracias.
    Francesco Enia

    ResponderEliminar
  2. Estimado amigo
    Me gustaría preguntarte una aclaración sobre un punto de esta pregunta.
    La réplica es una réplica de la persona o del Hijo?
    El hombre busca en sí mismo una réplica, que no encuentra inmediatamente y empieza su búsqueda.
    Creo que se puede decir que encontrar la réplica es encontrar finalmente la réplica de sí mismo en el Hijo hecho hombre.
    Una réplica precisa, verdardera de sí mismo ("ipse Christus"), lo que faltaba.
    Obviamente, también es cierto que el Hijo es replica de cada hombre.
    Así que probablemente ambas interpretaciones son verdaderas.
    ¿Qué piensa usted de esto?
    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. .

    Amigo Francesco, la noción de "réplica" es uno de los hallazgos más esperanzadores de don Leonardo.

    He empezado a tratarla en el blog en la etiqueta 5.4.2, pero está todavía en construcción.
    A mi entender, nuestra réplica es el Hijo, el Verbo de Dios.

    De ahí que podamos decir que nuestro ser personal, la libertad trascendental, es la inclusión atópica en el ámbito de la máxima amplitud, que es Dios.
    Siempre podremos crecer "en el Hijo". Nuestro futuro es indesfuturizable.

    En nuestra intimidad, la libertad se trueca en búsqueda de identidad. Pero el único Idéntico es Dios. Que es fuente inagotable.
    En el Juicio sabremos quiénes somos, pero nuestro puesto será solamente un nudo de relaciones, que nos permitirá seguir creciendo, o cantando, como queramos, libremente.

    Dice usted bien que encontrar nuestra réplica es encontrar quiénes somos en el Hijo hecho hombre, es decir, que gracias a la Encarnación podemos entrar en comunión con el Hijo.

    Más que dos interpretaciones "nuestra réplica en el Hijo" o "ser réplica del Hijo", pienso que se trata de comunión. Somos duales con el Hijo. El hombre es un ser dual. (Así se entiende que la réplica no es otro yo, sino que es el ser sin el que no soy).

    .

    ResponderEliminar
  4. .

    En cuanto a las tres aclaraciones :
    1. La persona encontrará su réplica en el Juicio (si el Hijo acepta el don de nuestra vida, que es nuestra esencia). Alcanzamos una anticipación en la medida en que abandonamos el límite, transcendiendo el hacia dentro.

    2. Distinción es dependencia. A más distinción, más dependencia. En Dios la distinción de Personas es Unidad.
    Nos distinguimos más de Dios que de nuestra esencia porque dependemos más de Dios que de nuestra esencia. Es Dios el que nos da el ser libres, y usando la libertad edificamos nuestra esencia o nuestro don.

    3. En cuanto a la sabiduría de los ignorantes, introduje hace tiempo en la etiqueta que me gustaría dedicar a Rafael Corazón, 17, 11 una pregunta que le puede aclarar :


    ¿Es la vida un don? 17.11 Contesto así:
    Me leí en el avion de regreso de Katanga el artículo de Rafael Corazón "la ética pública o la doble moral".

    Mirad lo que escribe en la p. 25 : "no deja de ser un consuelo, para los discípulos de Polo, saber que no es preciso seguirle en la teoría para alcanzar lo que ella propone".

    En su ponencia queda clara la propuesta de Polo para la Antropología trascendental : la esencia humana es la constitución del don humano.

    Nuestra vida es el don que ofrecemos libremente, esperando que sea aceptado.

    Aunque ignoremos la Antropología trascendental, podemos alcanzar una vida lograda.
    (Siempre que sea aceptada).

    De esto habló Rafael Corazón en las II Conversaciones sobre antropología trascendental de Leonardo Polo, organizadas por AEDOS y la Asociación La Rábida, en colaboración con el IEFLP

    .

    ResponderEliminar