¿Es lo mismo la admiración que el estupor?

.
No. No es lo mismo la admiración que el estupor.

Quedar estupefacto supone no entender y no creer que se pueda entender, por lo cual se desiste.

Admirar significa: tengo que mirar y volver a mirar.
La tarea del filósofo es no archivar.







De esto habla Lluís Pifarré en su libro "Entender a Leonardo Polo", p. 59.3
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario