¿Por qué la verdad no tiene sustituto útil?

.

Porque la verdad es el valor supremo.

La libertad no puede ser intensa no puede dirigirse a Dios cada vez con más intensidad, si no encuentra el camino de la verdad.

El acontecimiento inicial de la verdad es plural. Cada caminante sigue su camino. Para unos será de asfalto; para otros de tierra oscura y raíces.

Y la verdad más profunda que podemos encontrar en esta vida es la verdad personal. Es ella la que pone en marcha la libertad.

“La verdad os hará libres”, dice el Evangelio. La verdad siempre encomienda.

Así termina Polo el último capítulo de "Quién es el hombre".

Les aconsejo ir al inicio, a la pestaña del blog titulada "religión y libertad" donde he intentado una síntesis de ese capítulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario