¿Cuál es el mejor modo de proponer la verdad?

.

El diálogo.

Que cada uno aporte el testimonio (más o menos bien elaborado) de su propia andadura hacia la verdad.

Aunque yo no haya descubierto, como un día descubrió Polo, la verdad de la sinfonía 20 de Mozart, puedo participar, comprender, abarcar su experiencia y la mía (un día ante mi piedrecita blanca).

Dice don Leonardo que puede uno escuchar a Mozart durante años hasta que, de pronto, se da cuenta de lo que encierra en su obra.

Hay gente que encontrará la verdad en la música, gente que la encontrará en la política, y otros pelando patatas.

Y tú ¿cómo eres feliz?

De esto habla Polo en el último capítulo de "Quién es el hombre" p. 252,2

Les aconsejo ir a la página "Religión y libertad", que resume este último capítulo. La encontrarán pinchando arriba en el inicio del blog.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario