¿Es el hombre dual porque su esencia se distingue realmente de su acto de ser?

.
La distinción real entre el acto de ser y la esencia de la persona humana no es la raíz última de la dualidad.

Aunque todo en el hombre sea dual, la raíz está en su dependencia de Dios, que marca la inidentidad humana. Solamente Dios es Idéntico.

Porque depende de Dios, se distingue de Dios. El hombre nunca "es" completo. Siempre "será" en Dios. Depende de lo que Dios quiera.

Sin embargo, no se distingue de Dios como el ser del universo. Éste es como es (aunque tampoco sea "idéntico" pues su despliegue también depende).
La persona humana, y aquí está su novedad, se distingue de Dios libremente, según su respuesta.

La distinción entre acto de ser y esencia de la persona humana no es pues la dualidad radical.
El hombre no es dual por ser compuesto, sino por depender libremente de Dios, como hijo.


Y porque depende de Dios se dualiza también con las demás personas y con el ser del universo.


La esencia humana es el "disponer". Depende del acto de ser personal (y por consiguiente se distingue realmente del acto de ser personal), pero no se distingue tanto como para ser otro acto de ser.

 .

No hay comentarios:

Publicar un comentario