¿Cómo crece la vida?

.
La vida crece en la medida en que depende más de Dios. (En la medida en que depende más de Cristo).

La vida es actividad esencial, más o menos intensa, según la dependencia del Amar.

La vida crece.
El don no está completo de un golpe.
La vida crece adquiriendo virtudes.
Cuanta más virtud, la vida es más alta.
La virtud más alta es la Caridad, que se identifica con el Don que Dios espera de nosotros.

En el caminar de la vida, nos encontramos en diversas situaciones, en el que aún no hemos podido ejercer la Caridad más alta. La estamos adquiriendo.

En el tiempo va creciendo la  virtud, de la que podemos disponer si queremos (a modo de virtud). Pero a veces no podemos ejercer la virtud, porque carecemos aún de ella (sin falta nuestra) o porque las condiciones temporales impiden su ejercicio.

En la otra Vida, cuando Dios acepte nuestro don (nuestra vida), ya estaremos incluidos en el ámbito de la máxima amplitud (pero sin el temor al pecado, que es el error peculiar de la libertad huérfana).

Entonces la Vida no crecerá, sino que jugaremos con ella, cantando con los Ángeles o paseándonos con quien queramos (por el sendero sombreado que bien conozco).
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario