¿Advierte Aristóteles la aporía en que nos encontramos si admitimos que la forma real es un acto?

.
No, no lo advierte.
Aristóteles queda encandilado con la forma real, con la substancia (con la patata) y no se da cuenta que es incoherente que la forma de la patata sea acto, siendo como es, un momento pensado del despliegue de la patatez.

Me explico. El acto que hace ser al universo se despliega, según la tetracausalidad, en un caleidoscopio de formas : elefantes, palmeras, leopardos y patatas.

Esas formas reales no subsisten, sino que aparecen y desaparecen. Son la esencia del universo, el análisis de su ser (en óptica poliana)

Si se admite la distinción real essentia-esse, que no es formulada por el Estagirita, parece incoherente con ella que las formas reales sean actos.

Otra cosa distinta es el acto de ser humano (que es extracósmico) y cuya manifestación es la esencia humana.

No somos patatas, pues podemos comernos las patatas. Si queremos.








Glosa a Polo en Introducción a la Filosofía, p.78.2
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario