¿Dónde buscar la identidad del hombre?

.
En la filiación.

El hombre no puede hurtarse de su carácter de ser "generado" (que no es lo mismo que fabricado o emanado).

No puede soslayar su carácter de "generado" o sustituirlo (no olviden que persona creada es relación subsistente dependiendo siempre de su Origen).

Dependencia libre, claro. Ser hijos no es ser cachorros, ni lechugas.

Uno de los fenómenos más notorios de las ideologías modernas es el no querer ser hijo, el considerar la filiación como una deuda intolerable. (Querer ser, como Dios, una relación simplemente subsistente).
Son ideologías desorientadas.

¡Con lo bien que se vive teniendo una estrella!

El hombre siempre es interpelado por la cuestión de su origen. La identidad personal es indisociable de reconocerse hijo.





De esto habla Polo en "Ética". Hacia una versión moderna de los temas clásicos. 2ª edición. Unión Editorial. p. 68.


 .

No hay comentarios:

Publicar un comentario