¿Es la pugna una separación?

.
Sí.

La 2ª dimensión del abandono del límite mental es la pugna o separación de la operación de concebir y de la operación de juzgar con la concausalidad,
Dicha separación excluye el objeto de la presencia mental, prescindiendo de la conmensuración de la operación con su objeto.

Para explicitar las cuatro causas se debe "desposeer de objeto" a la presencia mental que, como no le agrada estar sin objeto, pugna, tendiendo a objetivar.

Abandonamos el límite en su 2ª dimensión si accedemos a la esencia extramental (tetracausalidad) con esa separación que, como acabamos de decir, prescinde de la conmensuración, excluyendo el objeto de la presencia mental.

En este sentido se dice que la pugna "devuelve" el contenido objetivo, que había sido iluminado por la operación, a la realidad extramental, explicitando la concausalidad.


De esto habla Polo en Antropología trascendental II, nota 30 de la p. 20



.

No hay comentarios:

Publicar un comentario