¿Qué es primero, la verdad o el amor?

.
En la persona la verdad y el amor están unidos antes de su distin­ción en operaciones de facultades distintas.

La verdad personal, en el hombre, es indisolublemente amor, superabundancia. Es la verdad cantada. A dúo y en coral.

La verdad en sus raíces no es un remedio necesitado.
Lo dice Rilke: el hombre está más allá de todo fin. No se acaba.
El mundo se va terminando en objetivos, pero el amor humano, entonces, rebrota.

No se puede decir que lo que sigue a la verdad no sea verdad. Toda la hondura del espíritu se manifiesta en el canto, y sin verdad es imposible cantar.
Por tanto, no es verdad que ante la verdad solo quepa detenerse.
Eso es consecuencia de la perspectiva subjetivo-objetualista derivada del afán de certeza cartesiano.

Someter la verdad al criterio de la certeza constituye un error.
El error no es sino paralización de la verdad: cogito, sum, como principio de la filosofía. Soy lo que soy. Parménides subjetivo.
Entonces no hay cabida más que para las ideas claras y distintas.

Pero la verdad no está destinada a aquietar la sospecha o la duda, sino a movilizar.

Verdad y amor en comunión.






Etiqueta 5.2.1 la verdad y su encuentro;
Etiqueta 5.2.1 la verdad;
Etiqueta  20.13.0 Descartes;
Etiqueta  5.5.3 amar personal;
Etiqueta  1.2.2 amor;
Etiqueta  1.0.0 preguntas para empezar;

Etiqueta 15.0.0 Polo genial.
.

3 comentarios:

  1. Una posible pregunta y respuesta que se me ocurre (no veo como enviarla de otro modo...., perdón)
    ¿Qué consecuencia trae la visión unilateral de los saberes en la universidad?
    La visión unilateral de los saberes también comporta una visión reduccionista del hombre: “un ser humano reducido a sí mismo es, simple y llanamente, un individuo vuelto de espaldas a su especie, que orbita en torno al egoísmo” . Cuando la universidad se encuentra sin unidad, segmentada, acaba siendo una institución ‘clasista’, desconcertante, inútil para un pueblo” . Es una universidad que ignora al pueblo, no dialoga, no es universal ni expansiona la cultura del pueblo, sino que la angosta. Acaba recluyéndose en afinidades… y en espacios cerrados a la búsqueda de la verdad para todos.
    En el s. XXI “hemos heredado una universidad que se ha transformado en una pluriversidad” , algo destinado a extinguirse por sus propias características de desgajamiento. Y repetimos con Polo que “la universidad ha perdido su unidad, precisamente porque el rendimiento social de los saberes universitarios es parcial. Sólo es aprovechable una parte de ellos, la otra no. Construir la cultura, hacer al hombre justo, no se considera rentable, ni tampoco como un impulso efectivo para el progreso” . Pero tenemos que reconsiderar que si ese rendimiento social de los saberes universitarios es parcial, el progreso también lo será. Unidad no significa, ni implica, uniformidad; sino vitalidad, unidad interna, cohesión, origen y fin.
    1 POLO, L., “Universidad y Sociedad”, 194.
    2 Ibid., 192.
    3 POLO, L., “El Profesor”, 54.
    4 Ibid., 54.

    ResponderEliminar
  2. VA otra pregunta y respuesta. MI mail para que me orientes cómo enviarte las sugerencias de las genialidades que encuentro en POlo sobre la Universidad como institución, la interdisciplinariedad de los saberes, la dualización de los saberes, cuestiones sobre el profesor universitario (temas que trabajo) es silviamartino500@gmail.com

    ¿Qué es lo que puede hacer la Universidad?

    Fomentar la comunicabilidad –que nos incluye, que nos hace capaces de relaciones densas, que nos des-encapsula–, y que “es la esencia del saber, y justamente por ello existe la institución universitaria, cuyos nexos internos son intrínsecamente dialógicos, hasta el punto de que la incomunicación marca su colapso” . El lenguaje es el conectivo social, y para que el lenguaje cumpla el papel de evitar que la división… no derive en división entre los seres humanos, la clave es que el lenguaje sea veraz: “saber, sociedad, universidad, verdad, apertura de tiempo histórico: todo ello es congruente y solidario, se despliega en un esfuerzo recíproco, en un crecimiento aunado, y se estropea del mismo modo” .
    A la universidad le compete, pues, hacerse cargo de ese impulso que brinda la verdad en cada disciplina, y clarificarlo con la organización de las ciencias. Si, como se ha planteado, la universidad es “una comunidad de personas, no un simple convivir, sino estar todos de acuerdo en un mismo proyecto, en el cual todos ponen su esfuerzo, y así sale adelante. Ser universitario es incrementar el saber. Insisto, si la universidad tiene que cumplir una función social y tiene que hacerlo, gallardamente, ese aporte tiene que ser interdisciplinario: Ciencias del Espíritu y Ciencias de la Naturaleza sin divorcio, sin separación” .
    1.POLO, L., “Universidad y Sociedad”, 192.
    2.POLO, L., “El Profesor”, 16.
    3.Ibid., 64

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia, me parece muy bien que envíes tus genialidades haciendo comentarios a las mías.
      Después yo las editaré, sea en la etiqueta "universidad" o en otra.
      Merci beaucoup !
      ¿Desde dónde escribes?
      Joseph Kabamba
      .

      Eliminar