¿De qué modo se añade la vida añadida a la vida recibida?

.
Los hábitos intelectuales y las virtudes morales son el modo en que la vida personal se va añadiendo a la vida recibida de nuestros padres.

Pero atención, la vida recibida de nuestros padres también es personal. En ningún momento el embrión no es persona. La vida del óvulo antes de la fecundación no es la vida recibida de nuestras madres, aunque el material genético que contiene sirva para insertarnos en el universo físico.

La vida recibida de nuestros padres comienza con la fecundación. La persona es creada en ese momento. Es decir, vida recibida y vida añadida aparecen al mismo tiempo.

Después, la vida, dual desde el principio, crece, gracias a los hábitos y virtudes con los que se va perfeccionando la naturaleza humana.

La esencia humana es la naturaleza crecida o creciendo.
La vida humana o esencia humana es susceptible de crecimiento irrestricto.

En síntesis: "vita viventis est essentia.

La vida es la esencia, el viviente es la persona humana.

La vida humana es pues también una dualidad : la dualidad de la vida recibida y la vida añadida.

La "vida añadida" es el miembro superior de la dualidad (se le puede también llamar vida espiritual, alma humana o yo humano).

La "vida recibida" de nuestros padres es el miembro inferior, las condiciones iniciales de cada persona.

La naturaleza humana es el carácter inicial de la dualidad de la vida humana.

 .

No hay comentarios:

Publicar un comentario