¿Cómo resolver el dilema mente-cerebro?

.
El dilema de Descartes res cogitans – res extensa (mente-cerebro) se resuelve al considerar que en el hombre el universo en cuanto esse tiene carácter esencial.
El hombre es extracósmico, pero esencializa el universo.

La res cogitans es la consideración del ser como inmanencia (el ser que solo piensa, la mente).

Polo propone considerar la persona humana pensante, no como "inmanencia" (pensamiento aislado o solitario), sino como "además".

El ser "como sentido" (el ser humano que piensa, verdadero) es, sobre todo, habitual.

La clave de la antropología es la dualidad, que no el dualismo.

Sobre el tema mente-cerebro les aconsejo la revista Anuario Filosófico 2/2008, que es un volumen editado por José Ignacio Murillo que tiene como título: "Vida, organismo y subjetividad en la Antropología del siglo XX"

Este número forma parte de un proyecto de investigación interdisciplinar sobre filosofía y neurociencia que trata de abordar el problema mente-cerebro mediante un diálogo de la filosofía con la biología y la neurociencia.

Dice por ejemplo: "Ni la biología puede estudiar correctamente al ser humano si prescinde de sus dimensiones subjetivas y espirituales; ni la filosofía, si no replantea con profundidad los logros y alcances de las ciencias de la vida".

Existe un gran predominio de estudios inspirados por la filosofía analítica de la mente en el estudio del problema mente-cerebro, si bien la filosofía analítica atiende poco a la unidad del hombre como ser vivo, en el que lo orgánico está tan vinculado a la subjetividad que ninguno de los dos aspectos puede entenderse por separado.

Por el contrario, la antropología filosófica ha buscado a lo largo del siglo XX esa unidad y ha intentado integrar la biología en el estudio del hombre.
Heidegger, Husserl, Scheler, Gehlen, Hartmann, Zubiri y Polo son algunos de los autores estudiados.


 .

No hay comentarios:

Publicar un comentario