¿Qué conviene recordar antes de iniciar el estudio del mantenimiento de la llamada? trascendental?

.
La elevación o "mantenimiento" de la llamada es una de las etapas trascendentales del ser de la persona humana. Aunque las otras etapas son también elevaciones, es a esta etapa la que mejor le conviene el nombre de "elevación".

Desde lo alto, en la medida en la que Dios nos muestra el paisaje, el horizonte se va despejando, vemos y amamos más, gracias al mantenimiento insistente de la llamada.

Estas elevaciones se llaman "trascendentales" porque no ocurren en el tiempo de todos los días, sino que son propias de cualquier "ser" humano, ya que su origen está en el Origen. Se manifiestan en el tiempo, pero radican en los arcanos de Dios.

En esta etapa que estudiamos ahora, el tiempo humano tiene su particular importancia, porque es gracias al mantenimiento de la llamada, que la persona podrá ir creciendo "esencialmente", podrá hacer crecer su vida, que es el don a ofrecer a Dios.

Si todas las etapas trascendentales son "elevaciones" (salvo la caída), al mantenimiento de la llamada le conviene más el calificativo de "elevación", porque es la posibilidad del crecimiento de la persona.

Conviene pues recordar las cuatro elevaciones de la persona humana a nivel trascendental :

la 1ª creación : la estudiaremos en la etiqueta : 5.14.0, se trata de la iniciativa divina o elección de cada persona antes de la creación del mundo. Es el Misterio de Dios que nos ha amado primero;

la llamada inicial o 2ª creación : la estudiaremos en la etiqueta : 5.15.0. (Se corresponde con las gracias inicial y primera). Dios nos abre a su Intimidad;

la elevación o mantenimiento de la llamada : la estudiamos aquí, en la etiqueta : 5.16.0 y se asimila a la gracia personal y a las gracias actuales de la teología.

la glorificación : la estudiaremos en la etiqueta : 5.17.0. Es  el encuentro definitivo con Dios, también llamado "salvación".

Pero además de estas cuatro elevaciones no debemos olvidar que "trascendentalmente" hubo una caída (que se corresponde con lo que la teología llama pecado original). No es otra cosa que la comunión con el maligno, con el don "nadie". La estudiamos en la etiqueta 5.16.1, se trata de la caída trascendental.

Y hay también una redención trascendental. Es lo que llamamos nueva creación o redención. La estudiaremos en la etiqueta 5.16.2. Es la gracia santificante de la teología.


La explicación global de las etapas trascendentales la haremos en la etiqueta 5.7.0


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario