¿Qué sucede cuando el ser se desvela?

.

Su belleza nos convoca.

La verdad (que no es otra cosa que el desvelamiento del ser), se presenta como un gran acontecimiento, que nos enamora al estar intrínsecamente unida a la belleza.

La verdad es bella; la belleza es el esplendor mismo de la verdad.

En el camino de la vida, en el tiempo, resplandece la esperanza, pues por su ventana asoma la verdad futura. (No olviden que caracterizamos la esperanza como una apertura del ser, así como la fe y la caridad. Y la humildad).

Los griegos descubrieron el ente, y con él, la verdad y su belleza. 

Y en correspondencia inseparable de la verdad, la inmortalidad del alma, capaz de amarla.
Un acontecimiento inmenso, extraordinario.

A otros, sin embargo, les entra el miedo a perderla y se enmarañan en el mito, abocándose en una vida débil, sin encargo.

Otros, en fin, se entretienen tejiendo y destejiendo, con una sabiduría práctica. A ésos debemos enseñarles por dónde sale el sol.

De esto habla Polo en el último capítulo de "Quién es el hombre" p. 251, 3.
Les sugiero leer la página "Religión y libertad", que encontrarán en lo alto del blog.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario