¿Es necesario que la libertad personal esté situada en la historia?

.


No necesariamente.
Por eso Polo sostiene que la historia está orlada por la Antehistoria y por la Posthistoria.

La Antehistoria no es una mera prehistoria.

La Antehistoria debe entenderse como integridad esencial en que el hombre fue creado con vistas a su culminación definitiva.
Esta integridad no fue conservada en la historia.

La Posthistoria es la superación del tiempo histórico.

De esto habla Polo en Antropología trascendental I, p. 240 y en “Sobre la existencia cristiana" p. 179-183
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario