¿Por qué caracteriza Polo el ser humano como un ser que co-existe?

.

Polo dedica a la co-existencia humana las páginas 203-211 del tomo I de su Antropología trascendental.

Que el acto de existir del ser humano sea un acto de co-existir significa, ante todo, que el hombre existe según el modo de la apertura: co-existir para la persona humana significa acto de ser como apertura.

Como afirma AERTSEN, J. A.: «... the anima is the being that can accord with every being. Man is marked, we might say, by a transcendental openness» (Medieval philosophy and the transcendentals. The case of Thomas Aquinas, Brill, Leiden 1996, pp. 105).

Con la denominación de co-existencia Polo quiere hacer notar que el ser de la persona humana no está constituido o terminado en sí mismo –no es un ser cerrado en sí, o al margen de lo demás–, sino abierto en su radicalidad a la amplitud de lo real.

En rigor, «el hombre no se limita a ser, sino que co-es.

Co-ser designa la persona, es decir, la realidad abierta en intimidad y también hacia fuera; por tanto, co-ser alude a ser-con» ( Antropología trascendental, I, p. 32).

Co-ser-con.

Así lo explica Salvador Piá en su magnífico artículo "El carácter filial de la co-existencia humana".

Para saber más sobre:
las aperturas:…………………….…………..Etiqueta 5.8.0
el ser de la persona humana:………..Etiqueta 5.0.0
el rasgo de la dualidad:…………….……Etiqueta 5.4.1
el trascendental co-ser:……………..….Etiqueta 5.5.1

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario