¿Qué significa "persona creada"?

.
Intentemos comprender la siguiente frase de Polo en Studia poliana, 1 (1999) p. 23 : "la persona creada significa que su intimidad no es ninguna "otra" persona".

Intimidad quiere decir apertura íntima de la persona (ver etiqueta 5.11).

Pues bien, yendo hacia dentro, la persona busca "otra" persona que le desvele su identidad. ¿Quién soy? ¿Quién decide?

Esa "otra" persona no existe en su interior, porque la persona humana es "creada" desde más allá de su interior.

Si Dios, que la transciende, dejara de pensarla, la creatura desaparecería.

Me dirán ustedes que también el ser del universo desaparecería si Dios dejara de pensarlo. Es cierto. Pero en el caso de la persona su dependencia del Creador es mucho mayor, porque como la persona es novedad permanente, es decir, libertad, nunca se puede decir que está acabada. Dios "continúa" creándola en su novedad.

La esencia del universo se cumple "sencillamente", una vez establecida por Dios la unidad de orden que es la tetracausalidad. Dios continúa a crear el universo haciendo "persistir" su ser.

Pero la esencia humana es distinta de la esencia del universo. La esencia humana siempre crece en novedades, según la libertad de la persona. En mi interior no tengo escrita la clave de mi ser. No basta que me decida, como Heidegger, a ser auténtico, pues ignoro mi autenticidad, a no ser que me abra a la transcendencia.

Las personas divinas existen las unas en las otras, sin confusión, en unidad eterna.

La persona humana es ciertamente "creada" porque no tiene en su interior el "otro" del que vive. Su "otro", su réplica es transcendente. Si vive es porque el "Otro" le da la vida. Es el Otro el que me hará ser, si quiero.

Glosa a Juan A. García González : Existencia personal y libertad. Anuario filosófico nº 95. 2009, p. 351, nota 53.

Para saber más sobre "la réplica" ir a Etiqueta 5.4.2

No hay comentarios:

Publicar un comentario