¿Cuál es el orden de los trascendentales personales?

.

El gran autor poliano y colombiano, Jorge Mario Posada, en su intervención en el blog de los polianos (el de Juan García), nos explicaba que hay cuatro trascendentales exclusivos del ser personal : libertad, co-existir o intimidad, inteligir y amar personales.

Los trascendentales clásicos tienen un orden que si no se respeta trastueca la filosofía, a saber: ser, verdad, bien, y belleza.

Pues bien, Jorge Mario propone como orden de los trascendentales antropológicos el siguiente : libertad e intimidad, inteligir y amar.

Aún dice más : el co-existir denotaría el acto de ser humano personal de tal manera que vale para los cuatro trascendentales antropológicos, si bien se corresponde más que nada a la intimidad.

Y "el además" también vale para los cuatro, aunque conviene más a la libertad.

Sin embargo, en mi intervención en el blog de Juan García, me permití disentir de ese orden, coincidiendo con el que había propuesto Enrique Golmayo. A mi entender, el orden es el siguiente:
1. Co-existir personal
2. Libertad trascendental
3. Inteligir personal
4. Amar personal.

Y tal como pidió Enrique Golmayo, se puede establecer una correspondencia, no simétrica, con los trascendentales clásicos.

1. El ser se corresponde con el co-existir personal y la libertad.
2. La verdad se corresponde con el inteligir personal.
3. El bien se corresponde con el amar personal.

Entonces, ¿qué es la intimidad?
Pienso que la intimidad poliana es el conjunto de dualidades íntimas del ser personal.
Es cierto que Polo llama también "intimidad" a uno de los trascendentales personales, concretamente a la co-exitencia personal, pero otras veces refiere la intimidad al ser personal sin más, es decir, a ese carácter de apertura propio de la persona (apertura interior y hacia dentro).

La persona está abierta por dentro, es capaz de acogida.
Estudiaremos la intimidad en la etiqueta 5.11

En un punto estoy de acuerdo con Jorge Mario: "el además" conviene a los cuatro trascendentales personales, aunque convenga más a la libertad, que es un acto siempre insatisfecho.

Y llamaremos "carácter de además" de una parte a la la dimensión "metódica" del abandono del límite, que desvela el ser siempre más y de otra parte el alcanzar que somos "adverbio", que somos hijos, que somos siempre más.

Estudiaremos el carácter de además en la etiqueta 5.4

.



2 comentarios:

  1. Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

    - Daniel

    ResponderEliminar
  2. Merci à toi, Daniel.

    D'où vient votre intérêt pour la philosophie de Polo ?

    Joseph Kabamba

    ResponderEliminar